Melómanos, tu enciclopedia musical online

Las cualidades del sonido: el timbre

 

El Timbre es al sonido lo que el color a la pintura. El timbre es la cualidad del sonido que permite distinguir unos sonidos (por ejemplo, una flauta) de otro (un piano, o el sonido de un motor…). La causa está en la estructura misma del sonido. Cuando un cuerpo sonoro emite sonido, las vibraciones suelen ser bastante más complejas que lo que se ha visto hasta ahora y de hecho, se producen vibraciones en diversas frecuencias al mismo tiempo. Así pues, en nuestro ya conocido ejemplo de la cuerda tensada, cuando pulsamos esa cuerda, además de la vibración fundamental que se ha señalado en su momento, se producen otras al mismo tiempo, pero con nodos y vientres en otros puntos de la cuerda, como vemos en las imágenes.

 

De esta manera, podríamos decir que un sonido está compuesto, básicamente, por otros varios. Uno de ellos, llamado fundamental, establece el tono. Los otros, llamados armónicos, acompañan al fundamental dándole una personalidad determinada según el número de armónicos que la acompañen y según la incidencia o amplitud (o volumen, intensidad) de cada uno de ellos.

 

A continuación se exponen unos gráficos con las formas de onda de algunos instrumentos, concretamente: flauta, clarinete y trompeta. Observad la diferencia de forma de onda en el clarinete según se toque una nota u otra. Esto es porque en este instrumento (también ocurre en otros) se produce un cambio de timbre dependiendo de que toquemos en el registro grave, medio o agudo.

 

lenguaje-timbre-img4

 

Forma de onda y espectro de sonido de la flauta.

 

lenguaje-timbre-img5

 

Forma de onda y espectro de sonido del clarinete.

 

lenguaje-timbre-img6

 

Forma de onda y espectro de sonido de la trompeta.

 

En la parte derecha de los gráficos, está el espectro de frecuencias. En él vemos líneas verticales de diversa altura y en diversas posiciones dentro del eje de coordenadas. Representan los diversos armónicos que componen cada sonido. La primera línea por la izquierda corresponde a la fundamental y nos indica el tono (qué nota es). El resto, dependiendo de su intensidad (representada por la altura) y de su frecuencia (cuanto más a la derecha, más agudo), son los que dan “color” a ese sonido, creando cada uno de los timbres que conocemos.

 

Hasta tal punto estos parámetros son medibles y manejables que existe un instrumento musical electrónico, el sintetizador, capaz de crear sonidos que no pueden ser producidos por instrumentos convencionales y ni tan siquiera existen en la naturaleza. Por otra parte, este instrumento es capaz de imitar muy bien los sonidos ya existentes, simplemente porque con él se puede acceder a la estructura del sonido y variar las proporciones entre la fundamental y los armónicos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.