Melómanos, tu enciclopedia musical online

Representación gráfica de la duración del sonido

 

Anteriormente se comentó la importancia del silencio en la música. En efecto, si bien es necesario representar gráficamente lo que dura un sonido, no es menos importante representar -mediante algún signo- el tiempo durante el que un instrumento ha de estar sin emitir sonido en el transcurso de una obra musical. Para ello se utiliza, al igual que con las notas, unos signos determinados, que se llaman figuras de silencio, por analogía con los anteriores. Sus nombres están tomados de las otras figuras y su duración se rige por las mismas reglas:

 

fig12

Para entenderlo mejor, podemos establecer algunos ejemplos, mezclando figuras de notas y figuras de silencio. Es muy importante que tengamos en cuenta que la duración del sonido que vamos a utilizar (medida en segundos) es sólo relativa, para comprender el valor que representan las figuras de nota y de silencio. Las notas no tienen valores absolutos. La duración real una nota, depende de algunos factores (velocidad de la música, interpretación, etc). Veamos:

fig13

(No hace falta el pentagrama, puesto que no nos interesa en este caso la altura del sonido).

En este ejemplo, si la redonda de la izquierda representase un sonido con una duración de cuatro segundos, la blanca siguiente indicaría que el sonido que representa ha de durar 2 segundos. A continuación estaríamos 4 segundos sin oír nada (silencio de redonda, que se distingue por estar hacia abajo en la línea). Oiríamos después un sonido de 1 segundo (lo indica la negra) y estaríamos otro segundo sin oír nada (Silencio de negra). Vendrían a continuación dos sonidos cortos de medio segundo cada uno (las dos corcheas), lo que equivale a decir que durante ese segundo habremos oído dos sonidos. De nuevo estaríamos sin oír nada durante dos segundos más (silencio de blanca, porque está por encima de la línea) y, por fin, oiríamos otro sonido de 4 segundos (la última redonda, a la derecha del todo).

 

así es como suena el anterior ejemplo según lo explicado aquí arriba. (Los golpes de percusión que se oyen de fondo, acompañando el sonido musical, indican los segundos, o sea, el ritmo.

.
.

Recordemos que estos valores son siempre relativos. Por ejemplo, podríamos asignar a la redonda un valor de 2 segundos: entonces la blanca equivaldría a 1 segundo, la negra a ½ segundo, y así sucesivamente.

 

En la página siguiente veremos y explicaremos algún otro ejemplo de todo lo aprendido hasta ahora.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.