Melómanos, tu enciclopedia musical online

Representación gráfica de la duración del sonido: el ritmo

 

Se puede definir el ritmo de diversas formas, y una de ellas podría ser ésta: ritmo es la ordenación de los sonidos con el tiempo. Ahora intentaremos explicarlo.

Todos nosotros alguna vez, escuchando algún tema musical que nos gusta, hemos marcado con el pie o bien con la mano, ligeros golpes de manera regular y contínua, de un modo instintivo, tal como nos dictaba la música. Otras veces, ya fuera el sonido de alguna máquina, el simple traqueteo monótono del tren, etc., nos ha parecido que seguían algún orden que se repetía contínuamente y era perfectamente identificable. Pues bien, en todos esos casos, lo que ocurre es que estábamos identificando o intuyendo el ritmo de esos sonidos, ya fueran musicales o de otro tipo.

Esto nos habrá podido servir para comprender la expresión “…ordenación de los sonidos…” que antes hemos mencionado

Por otra parte, cuando oímos una danza popular, con su ritmo bien claro y marcado, o bien una canción moderna con su percusión, percibimos una serie de momentos, de golpes o de sonidos que se repiten y tienen una especial fuerza: generalmente coinciden con nuestro intuitivo movimiento del pie o la mano que antes comentábamos y que actúan siguiendo el ritmo a intervalos iguales y constantes. Pues bien, esos golpes regulares son lo que se denomina “tiempo” o “pulsación” y son la unidad de medida para poder saber lo que duran las notas. Así pues, el “tiempo” es la unidad de medida en música y consiste en una pulsación constante que se repite con absoluta regularidad a intervalos exactamente iguales.

Oyendo la pulsación sin música

.
.

Por supuesto, sobre este ritmo básico que tanto destaca hay una multitud de sonidos o melodías que aparentemente van “a su aire”, pero que siempre se ciñen al ritmo básico.

Una música con el ritmo anterior

.
.

 

Por otra parte podemos intuir que no todos los ritmos son iguales: los hay más rápidos y los hay muy lentos, o también de velocidad moderada, etc. (un vals, por ejemplo, es generalmente más lento que un rock and roll). Al final, todo depende de lo rápido que marquemos los tiempos. Esto es algo parecido a lo que pasaría si contásemos los segundos de un minuto más rápido o más lento de lo normal: por lo pronto, el minuto resultaría más corto o más largo, en cada caso).

 

En música consideramos que hay dos ritmos básicos, que son la esencia de todos los demás: el binario y el ternario. Son ritmos elementales que todas las culturas utilizan de uno u otro modo. Podríamos decir que son inherentes a la naturaleza: el ritmo binario se establece, por ejemplo, al andar con paso regular. El ritmo ternario se establece al saltar regularmente.

 

En base a estos dos ritmos elementales se construyen en música multitud de ritmos complejos. Para poder representar cualquiera de estos ritmos y crear música con un ritmo determinado, se utiliza en el lenguaje musical lo que llamamos compás, del cual hablaremos a continuación.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.