Melómanos, tu enciclopedia musical online

LOS INSTRUMENTOS MUSICALES: Aerófonos – Los tubos

 

En los tubos, lo que vibra es el aire contenido en ellos. Al igual que pasa con las cuerdas, cuanto más largo es el tubo, más grave será el sonido producido.

Los tubos pueden ser abiertos (la mayor parte de instrumentos de viento de uso habitual) y cerrados (los órganos, utilizan en muchos casos tubos cerrados o tapados). A igual longitud, un tubo cerrado produce un sonido más grave que uno abierto (exactamente una octava baja). Como ocurre en las cuerdas, las columnas de aire de los tubos no solo vibran como un todo, sino que también pueden vibrar por secciones, produciendo los armónicos. Con determinadas técnicas, el instrumentista consigue que solo vibre algunas de estas secciones, consiguiendo octavas más agudas de lo que sería natural ese mismo instrumento.

Refiriéndonos ya a los instrumentos musicales, llamamos aerófonos a todos aquellos que crean el sonido según los principios señalados más arriba, o sea, al vibrar la columna de aire existente en su interior.

Más adelante hablaremos sobre algunos de los instrumentos de viento más utilizados actualmente, pero a título informativo podemos enumerar algunos otros más antiguos, inexistentes, propios de otras culturas o simplemente, menos utilizados ahora, cuyo conocimiento les resultará a algunos, cuanto menos, curiosa.

Entre otros, pues, citaremos aquí:

Flauta de pan
Aulos
Helicón
Pommer
Saqueboute
Serpentón
Sarrusófono
Cornamusa

Quena
Vhalumeau
Fliscorno
Dulzaina
Cuerno de caza
Oficleide
Bugle
Bígaro

Chirimía
Requinto
Caramillo
Bocina
Corneta
Orlo
Gaita
Txistu

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.