Melómanos, tu enciclopedia musical online

William Blake

William Blake

William Blake

(Nacido en Londres, 1757 – Muerto en 1827)

Nacido en Londres el 28 de Noviembre de 1757, Blake, también apodado “el Loco”, es el primero de los poetas románticos ingleses. La época histórica en la cual Blake hace su aparición es la del denominado “Siglo de las Luces”, condición que haría que la obra de este poeta no fuese apreciado por sus contemporáneos, ya que la tendencia de esos años apuntaba más hacia el racionalismo, tema que en la obra de Blake encuentra su polo opuesto.

Desde muy pequeño demostró inquietud por los temas relacionados con la teología y, según cuentan sus biografos, ya a los cuatro años se le aparece Dios Padre por su ventana para más tarde presenciar el funeral de un hada cuyo cuerpo yacía sobre un pétalo de rosa. Solía conversar libremente con los espíritus (en especial de Wilton y Voltaire) y no resultaba raro que perdiera contacto con los temas terrenales. A pesar de las reprimendas paternales, que consideraba tales delirios como imperdonables, el pequeño dió rienda suelta a su imaginación. Autodidacta en las artes del grabado, Blake comienza a trabajar como aprendiz de un grabador en Londres a la edad de catorce años. Su arte literario y visual están inequivocamente unidos, y para apreciar en forma completa uno se debe de ver en contexto con el otro. Sus obras iluminadas gozan de renombre entre los entendidos, hasta el punto de que hay gente que conoce a Blake por sus ilustraciones más que como poeta.

A menudo se ha dicho que Blake tenía un estilo místico, pero la verdad es que él lo quería así. Toda su vida estuvo influenciado por los profetas hebreos (basta leer Jerusalem para comprobarlo), así como también por los escritos apocalípticos de la Biblia. Además, la mayoría de las ilustraciones de Blake que existen en la actualidad (tales como “The Ancient of Days”) son en realidad copias sacadas de las láminas de cobre en las cuales W.B. hacía tales trabajos, los cuales, según él, le “eran revelados en sueños”.

Entre sus primeras obras podemos mencionar “Esbozos Poéticos” (Poetical Sketches) con el cual comienza a tantear el terreno de la poesía, aunque desde esos entonces podemos percibir en su obra ese sentimiento que nos invita a soñar asi como también al desafio y la lucha abierta. Más tarde, hacia el año 1789, habrían de publicarse los “Cantos de Inocencia” (Songs of Innocence), los cuales son el fruto de una musicalidad y tratamiento de la rima que los hacen en cierta forma infantiles, mas no es esto sino una muestra de la profundidad con la cual Blake podía impregnar a un poema de los más apegados valores de los seres. En estos “cantos”, Blake se refiere a Dios como al pastor, el cual nos cuida a todos como a sus pequeños corderos.

Como se puede apreciar, la influencia divina en la obra de Blake es importante, y existen muchos debates sobre el porqué de tales influencias en una época como la que le tocó vivir. Después de todo, ni la celebración de su matrimonio con la bella Catalina Boucher en el a_o 1782 le haría abandonar su realidad creativa. La verdad es que fue todo lo contrario.

Jamás alguien podrá estar seguro de si Blake fue feliz con esta unión, pero también es cierto que debido a su naturaleza tan variante fue que el matrimonio logró durar tanto tiempo. Este Blake, temido tanto por propios como ajenos (por su difícil y arisco carácter), era en realidad bondadoso y tierno sobremanera con los débiles. Ejemplo de lo anterior lo podemos ver en su entrega a la generosa tarea de perfeccionar el escasisimo bagaje cultural de su mujer. Le enseña a leer y a escribir, la inicia en el arte del grabado y la adiestra en las enrevesadas técnicas del color (algún tiempo m_s tarde ser_a la propia Catalina quien se uniría al arte de grabar junto a su marido).

Esta unión no se romperá sino hasta la muerte del poeta y es una excelente demostración de lealtad y camaradería o, lo que resulta más encomiable, un claro ejemplo de búsqueda compartida del ideal. Y pese a que durante aquellos largos años de fructífera convivencia no han de faltar desajustes, sinsabores y hasta tormentas, el matrimonio Blake dió muestras de un amor que perduraría más allá de la muerte.

Siguiendo con la historia, apenas cuatro años después de los “Cantos de Inocencia”, se publican los “Cantos de Experiencia” (Songs of Experience), los cuales, a pesar de mantener una cierta continuidad con el anterior, se manifiesta antagónico, dejando ver la madurez que experimentaba el autor. Tal vez la obra emblemática de esta primera etapa creativa de Blake sea “El libro de Thel” (The Book of Thel), el cual profundiza en la filosofía divina. En el mencionado trabajo se hace mención a que “no vivimos para nosotros solos” sino que todos somos parte de algo más grande que nosotros mismos.

Posteriormente (no hay un acuerdo en fechas aún, quizás 1790-1793) Blake da a conocer un extraño tratado que se hace titular “Las Bodas del Cielo y el Infierno”, el cual es uno de sus trabajos más conocidos y aclamados, debido a su extrema genialidad, mezclando la sátira y cantos de una manera tal que la convierten en algo imposible de describir. Es por esto que a Blake se lo ha tachado de rebelde, de anarquista y de visionario.

Desde 1791 a 1794, Blake se dedica a escribir una serie de poemas que comparten la idea única de libertad. Entre tales trabajos podemos mencionar “La Revolución Francesa” (French Revolution), “El Libro de Urizen” (The Book of Urizen) y “Las Visiones de las Hijas de Albión” (Visions of the Daughters of Albion), trabajos que son un manifiesto de la posición del poeta frente a la libertad de los pueblos y de los hombres.

Con el pasar del tiempo, Blake va desarrollando aún más su talento, tanto poético como artistico. En una eterna lucha contra la pobreza, se las va arreglando para ir cumpliendo diversos trabajos y encargos. Uno de esos encargos fue el ilustrar la biografía de Cowper, trabajo que lo sacar_a de su Londres natal por primera y última vez. Acompañado de su adorada Catalina vive durante tres a_os (1800-1803) en Felpham. Como es de imaginar, el contacto con la naturaleza hace que sus visiones se multipliquen, dando frutos creativos sin comparación. Decidido a reivindicarse con su Londres querida, se planea llevar a cabo una exposición retrospectiva de su trabajo. Fue quizás uno de las mayores muestras de que su arte no era para ser apreciado por sus contemporáneos. El fracaso de dicha exposición afecta profundamente su veta, y los resultados son visibles en sus dos últimas obras: “Milton” y “Jerusalén” las cuales se convertirían en su testamento postumo, tanto lírico como conceptual.

El 12 de Agosto de 1827, William Blake muere a los 70 años de edad.

Escuchar música de William Blake:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.