Melómanos, tu enciclopedia musical online

Louis Moreau Gottschalk

Louis Moreau Gottschalk

Louis Moreau Gottschalk

Gottschalk fue el primer gran pianista norteamericano de gloria internacional. Nació en Nueva Orleans en 1829. Siendo muy joven, se trasladó a París donde estudió piano con Stamaty y composición con Madelín. Los progresos del joven pianista fueron asombrosos; con solo 16 años interpretó el “Concierto en Mi menor” de Chopin en la sala Pleyel en 1845; el autor, presente en el concierto, luego de felicitarle, lo proclamó como “futuro rey de los pianistas”.

Era la época de los enormes progresos de la escuela moderna del piano; junto con Beethoven, los grandes pianistas como Clementi, Field, Cramer, Czerny, Dussek… estaban dando paso a los máximos exponentes del virtuosismo: Liszt y Thalberg, los cuáles, ya en 1837 habían realizado un verdadero “torneo pianístico” organizado por la princesa de Belgioioso para que el público determinara cuál de los dos era el mejor pianista del mundo. Por otra parte, Kalbrenner, Herz y Moscheles, contribuían entre otros a un ambiente en el que el piano se convertía en el más popular de los instrumentos.

Gottschalk, poseedor ya por entonces de un altísimo nivel y con el espaldarazo de los elogios de Berlioz y Victor Hugo, emprendió giras de concierto por toda Francia, Suiza y España, país este último en que tuvo enorme éxito tocando ante Isabel II.

En 1853 retornó a los Estados Unidos, iniciando una intensa carrera que lo llevaría por todo el continente americano y las Antillas. En Cuba pasó largas temporadas; era adorado por el público habanero y amigo de los músicos de la isla, sobre todo de Espadero y Saumell, los cuales le dedicaron muchas de sus composiciones para piano. Gottschalk, además, con su deslumbrante carrera, su larga lista de condecoraciones, y su éxito sin precedentes en el nuevo continente, fue el m_s grande estímulo artístico del por entonces joven Ignacio Cervantes, y su influencia llegaría hasta compositores del siglo XX como Ernesto Lecuona.

La importancia histórica de la figura de Gottschalk en el contexto de la música hispano-americana es enorme. Durante su estancia en España, se impregnó de melodías nacionales, de esta época son la “Jota aragonesa”, “Manchega”, “Minuit a Séville” y “Souvenir d’Andalousie”. También en América, Gottschalk (y esta vez con una visión profética) supo apreciar los ritmos y giros melódicos afroamericanos, criollos y caribeños, utilizándolos como materia prima en sus obras. En 1861 se estrenó en la Habana su tercera sinfonía: “Una noche en el trópico”, donde por primera vez en la historia se emplearían, dentro de una orquesta sinfónica, instrumentos afro-cubanos de percusión, anticipándose en este aspecto en un siglo a los cubanos Roldán y Caturla, y a su compatriota Charles E. Ives por su predilección por las orquestas gigantescas.

Gottschalk falleció en Tijuca (Brasil) en 1869, legándonos una obra digna para los pianistas del futuro, basada en el folclore de nuestros pueblos más cercanos, a los que respetó y valoró.

Escuchar música de Louis Moreau Gottschalk

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Deprecated: Non-static method dc_jqaccordion::footer() should not be called statically in /usr/home/melomanos.com/web/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298