Melómanos, tu enciclopedia musical online

Ernesto Nazareth (1863-1934)

Ernestonazareth

Ernesto Nazareth, o simplemente Nazaré

Ernesto Nazareth, (o Nazaré, como se le conocía en Brasil) nació en Río de Janeiro, un 20 marzo de 1863. Su madre fue pianista y además su primera maestra hasta que falleció cuando su hijo tenía diez años de edad. Tras la muerte de su madre, Nazareth siguió estudiando con los profesores Eduardo Madeira y Lucien Lambert. Poco a poco comenzó a conocer músicos populares de “choro”, que estimularían su original sentido del ritmo. Fue un apasionado de la obra de Chopin, pasión que se ve reflejada en su música. Escribió piezas de concierto, pero su identidad musical estaba en las obras con carácter de música ligera del Brasil de su tiempo, presentando un estilo inconfundible. Su producción pianística abarca más de 200 títulos. Escribió, sobretodo, valses, polkas y tangos brasileiros.

El piano de Ernesto Nazareth refleja todo el entorno socio ambiental de su tiempo y está impregnado de gracia, ingeniosidad, estilo y personalidad. Pese a cierta sencillez de los temas y su tratamiento, así como de las estructuras (como corresponde a las obras de carácter ligero) su música presenta un permanente interés, una notable inspiración y un tanto inconfundible como irresistible “sabor” (el sabor nazarethiano). Asimismo, hay que destacar la extraordinaria escritura del piano de este compositor, que exige a menudo una técnica muy desarrollada. Virtuosismo y elegancia de un concertista, sabor y gracia de un músico popular; el binomio requerido para el piano de Nazareth.

Ernesto Nazareth convirtió los sonidos callejeros tocados por los músicos populares brasileños y los tradujo al piano, dándoles un ropaje delicado. Su obra se sitúa en la frontera de lo popular con lo erudito, transitando a voluntad por las dos áreas. De hecho, sus obras para piano se utilizan en conservatorios, tanto de música académica como popular, ya que, como hemos indicado, Nazareth trabajaba en el límite de los dos universos.

A finales de los años veinte comenzó a mostrar problemas auditivos, los cuales empeorarían en esos sus últimos años de vida. El trauma provocado por la muerte de su hija y su esposa intensificaron el deterioro de su salud mental. En 1933, a los setenta años, el compositor fue internado en la colonia “Juliano Moreira”, en Jacarepaguá. El 1 de febrero de 1934, Ernesto Nazareth huyó del manicomio y  fue encontrado tres días después, ahogado en el embalse de la Cachoeira dos Ciganos (Cascada de los Gitanos).

Darius Milhaud, el compositor francés que vivió una temporada en Río de Janeiro, donde ejerció la función de Secretario de la Embajada de Francia, afirmaba que la manera de tocar de Nazareth era “fluida, indefinible y triste”. Villa-Lobos reconocía en Nazareth “la verdadera encarnación del alma brasileña” Brasilio Itiberê, compositor brasileño, identificó en Nazareth el “exponente máximo de la música popular brasileña y precursor de la música erudita de carácter nacional”.

Escuchar música de Ernesto Nazareth:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.