Melómanos, tu enciclopedia musical online

César Franck

César Franck

César Franck

César Franck nació en Lieja (Bélgica) el 10 de diciembre de 1822. A los ocho años entró en el Conservatorio de su ciudad donde estudió piano con los profesores Jalheau y Dassoigne. En 1835, después de un fracasado intento de su padre para exhibirlo como niño prodigio, se trasladó a París, ciudad en la que estudió contrapunto, fuga y composición con el excelente pedagogo Antonin Reicha hasta su ingreso en el Conservatorio de París en 1837. Allí sus nuevos profesores serán Leborne, Benoist y Zimmermann. Un año después fue el ganador del Gran Premio de Honor de Piano, lo que animó a su padre a reintentar el lanzamiento como prodigio, y en 1840 obtiene el Gran Premio de Composición de Fuga.

Desde 1839 comenzó a componer piezas para piano, pero era el órgano el instrumento que le llamaba y César Franck empezó a ocupar diversos puestos de organista en París (Nottre-Dame de Lorette o Saint-Jean-François entre otras) antes de ser nombrado titular de la nueva iglesia de Santa Clotilde en 1858, donde desarrolló toda su carrera de intérprete e improvisador. A partir de 1872 dirigió también las clases de órgano del Conservatorio que, gracias a la riqueza de su enseñanza, se convirtieron en auténticas clases de composición. Entre sus alumnos más famosos están Duparc, d’Indy, Lekeu, etc. La huella de César Franck sobre toda una generación de músicos franceses (la “Banda de Franck”) fue entonces considerable. Ya en 1886 fue Presidente de la Societé Nationale de la Musique y desde el año anterior era poseedor de la Gran Cruz de la Legión de Honor que concede el gobierno galo.

César Franck no conoció sus primeros éxitos hasta una edad muy avanzada, a partir de la cual creó la mayor parte de sus obras maestras. De este intenso periodo datan las piezas para órgano Quinteto y Cuarteto, poemas sinfónicos como El Cazador MalditoLos Djinns y más célebres aún, sus Variaciones Sinfónicas y la Sinfonía en re menor.

Acusado en Francia de germanizar la música francesa, las obras de  César Franck nacen casi siempre de la improvisación, dándose una completa libertad en el terreno armónico. Pese a ello, siempre consigue una obra seria, sin resquicio alguno a la frivolidad. Su lenguaje, heredado de Beethoven y marcado por Wagner en las obras sinfónicas, fue de una escritura movida, cromatizada y rica en modulaciones.

César Franck murió en París a consecuencia de las heridas de un accidente de tráfico el 8 de diciembre de 1890.

Escuchar música de Cesar Franck:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.