Melómanos, tu enciclopedia musical online

Carlos Guastavino

Carlos Guastavino

Carlos Guastavino

Nacido en 1912 en la provincia de Santa Fe, Argentina, Carlos Guastavino es quizás el más grande exponente de nacionalismo Romántico Argentino. Su estilo musical, firmemente arraigado al siglo XIX , ha permanecido completamente apartado del entorno musical moderno de Argentina, su aislamiento estilístico será prontamente evidente comparando los trabajos de Carlos Guastavino a aquellos de Alberto Ginastera (1916-1983), casi su contemporáneo exacto. Su música podría incluirse, sin embargo dentro de la numerosa “Generación del Centenario” pues representa de manera cabal y acabada el nacionalismo refinado, nostálgico y emotivo a que aspiraban los compositores de aquella generación.

De hecho, el aislamiento de Guastavino de los movimientos modernos y vanguardistas de su país, y su éxito al crear una música nacional atractiva que utiliza un idioma romántico, lo transformó en un modelo para la generación del `60, de autores de música popular argentina que a menudo aplicaron las innovaciones de Guastavino a su propia música.

Guastavino estudió música en Santa Fe con Esperanza Lothringer y Dominga Iaffei, y en Buenos Aires con Athos Palma. Comparte por entonces su vocación musical con estudios universitarios de Ingeniería Química, carrera que suspende en cuarto año cuando, becado por el Ministerio de Justicia e Instrucción Pública del gobierno de su provincia, se traslada a Buenos Aires para perfeccionarse con Athos Palma en armonía y en composición. Más tarde, en 1949, viaja a Inglaterra y permanece allí todo ese año. Esto le es posible gracias a la beca anual del “British Council”, a la cual se hace acreedor. De esta estadía recoge ricas experiencias musicales pues visita distintos institutos ingleses de enseñanza, trabaja en Londres con la orquesta sinfónica de la B.B.C., y realiza la versión orquestal de sus “Tres romances argentinos” que son estrenados por la mencionada agrupación bajo la batuta de Walter Goehr. Después, en 1956, Guastavino recorrió la URSS y China; allí realiza sus piezas para la voz y piano.

El estilo de Carlos Guastavino muestra una clara afinidad a las ideas de los compositores nacionalistas del siglo XIX, como: Alberto Williams, Francisco Hargreaves, Eduardo García Mansilla y Julián Aguirre. La afinidad con la manera delicada e íntima de Aguirre es especialmente evidente. Así, el espíritu popular de las melodías folklóricas originales y ritmos siempre permanece intacto y fresco, incluso en los momentos de mayor complejidad rítmica, armónica o elaboración contrapuntual.

Carlos Guastavino posee una vasta producción. Se ha dedicado principalmente al repertorio vocal, abordando desde la canción solística de cámara a grupos de dos y tres voces y también coros más nutridos. Entre los textos que ha musicalizado se encuentran poemas de León Benarós, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Arturo Vázquez, Alma García, Gabriela Mistral y muchos otros.

No menos frondoso es el conjunto de obras para piano y para conjunto de cámara, géneros que él domina y encuentra óptimos para la expresión de sus ideas musicales.

Respecto de las canciones, todas, desde las tradicionalmente conocidas (Pueblito, mi pueblo; Se equivocó la paloma; La rosa y eL sauce y otros) hasta los no tan popularizados, cumplen de igual manera con los elementos de espontaneidad y capacidad de transmisión de su mensaje interior.

Su producción sinfónica es relativamente breve. Algunas de estas páginas para orquesta son transcripciones de obras originales para piano o canto y piano. A ellas se les suma un único ballet, estrenado en el Teatro Colín, cuya partitura lamentablemente se halla extraviada.

Con frecuencia el autor ha realizado varias versiones de una misma obra. En estos casos los títulos se han repetido en cada género, consignando en observaciones si existe alguna transcripción o cuál es el género original de esa partitura.

Por fortuna, Carlos Guastavino ha podido editar la casi totalidad de sus obras, con lo cual el material es en su mayoría accesible a cualquiera. Además, su caso es una rara excepción en la generalidad de la música argentina, pues a pesar de ser un compositor independiente, que nunca se enroló en institución o sociedad musical alguna, sus creaciones se han difundido universalmente superando las fronteras de los países más remotos.

Existe también una considerable discografía en la cual deben destacarse nombres internacionalmente conocidos como Alfredo Krauss, Teresa Berganza, John Williams, José Carreras, Alicia Nafó y otros no menos importantes que han contribuido con su tarea a la valorización de su obra.

“Compongo música porque lo amo. Amo melodía, amo cantar. Y he averiguado con placer que hay un público fuera allí muy interesado en mi música siempre que la publique. ¡Eso es fantástico! Me niego a sólo componer música pensada para ser descubierta y entendida por generaciones futuras”. Carlos Guastavino.

CARLOS VINCENT, seudónimo de Carlos Guastavino

Escuchar música de Carlos Guastavino:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.