Melómanos, tu enciclopedia musical online

Carlo Evasio Soliva

Carlo Evasio Soliva nació en la localidad piamontesa de  Casale Monferrato en 1791, en el seno de una familia de inmigrantes suizos. Estudió composición en el Conservatorio de Milán, obteniendo el diploma en 1815.

Su primer contacto con el público tiene lugar en 1813, con la representación de una marcha compuesta para ser introducida en el ballet Le creature di Prometeo, escenificado por el entonces célebre coreógrafo Salvatore Viganò cuya temática había sido utilizada años atrás por Beethoven y que en esta ocasión se presentaba como un “pasticcio” compuesto por piezas musicales de diversos compositores.

En 1815, Carlo Evasio Soliva fue contratado como director del Teatro de la Scala de Milan. Fue allí donde comenzó como compositor de ópera, obteniendo un enorme éxito con su primera composición de este estilo, aunque tras los fracasos y las críticas recibidas en sus sucesivas óperas, tomó la decisión de dedicarse durante un tiempo a la música de cámara, de salón y sacra.

En 1821 se trasladó a Varsovia para dar clases en el conservatorio. Es aquí donde conoció a Chopin, al que le unía una buena amistad, de hecho fue Carlo Soliva quien dirigía la orquesta cuando Chopin interpretó por primera vez su concierto en Mi menor. Después del aplastamiento de la revolución polaca, el conservatorio de Varsovia fue forzado a cerrar, así que se trasladó a St. Petersburg, donde comenzó como director de la Capilla Real y director de la Escuela Imperial de Canto.

Se retiró en 1841 y volvió a la ciudad natal de su padre, Simione, en el valle Suizo de Blenio. Después se asentó en Paris, llegando a ser parte de la vida cultural de “salón”. Carlo Evasio Soliva murió en la ciudad de la luz en el año 1853, a los 62 años de edad.

Puede afirmarse que Soliva no tiene un estilo claramente definido. Situado históricamente a caballo entre el siglo XVIII y el siglo XIX, en las tres óperas salidas de su pluma que hasta la fecha se han podido escuchar; La testa di bronzo, Giulia e Sesto Pompeo y Elena e Malvina, se observa la influencia que ejercieron sobre el compositor autores como Mozart, Cimarosa, Paisiello y Rossini, sin dejar de lado la estética musical alemana, a la cual había sido acercada de mano de uno de sus profesores en el conservatorio de Milán.

Óperas:
La testa di bronzo  (1816, Teatro alla Scala, Milan)
Berenice d’Armenia (1817 Teatro Regio, Turin)
La zingara delle Asturie (1817, Teatro alla Scala, Milan)
Giulia e Sesto Pompeo (1818, Teatro alla Scala, Milan)
Elena e Malvina (1824, Milan)

Escuchar Música de Carlo Evasio Soliva

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.